sábado, 1 de diciembre de 2007

Hace no tanto tiempo

Desperté de pronto en la oscuridad y lo pude contemplar. Eran dos sombras que me recordaban a algo. Eran caras y cuerpos. No había duda, ahora ya se que lo son todo menos sentimientos. Yo simplemente decidí huir. Se que eran dos decisiones muy importantes y difíciles y las dos las rechacé.


Fue duro ahora no pienso lo mismo, no actúo de la misma manera ni siquiera admito lo mismo. Hay ciertas cosas que se pueden mantener en secreto y yo no lo puedo hacer simplemente porque la gente que me conoce sabe como soy y que puedo cambiar en cualquier momento.


Sabía que ese mensaje no permanecería siempre, que las películas tenían un bonito final, que el final del día acababa con la noche, pero no era verdad, ni siquiera este mismo momento es verdad.

Quisiera saber una razón, sólo una, quisiera poder explicarlo todo pero no puedo.

Una vez durante mucho tiempo sentía algo por esos cuerpos, lloré incluso grité.

Mirar al pasado a veces duele.

Hay tantas cosas que no podemos explicar y tantas por las que lloramos. Es realmente desesperante. Pero aunque recuerde de vez en cuando siempre podré escuchar una buena canción que me haga pensar que hubo tiempos peores. A todas esas personas. A todos esos que una vez quisieron recordar y pudieron.





Una canción de las más bonitas de Will Smith junto con Mary J. Blidge. Mensaje y video para recordar.

2 comentarios:

Sourin dijo...

No se que decir.....simplemente no tengo palabras para este post......estoy totalmente de acuerdo con lo que has dicho.....a veces mirar al pasado duele.....pero y lo feliz que eres cuando te das cuenta de todo ese largo camino que has recorrido.......

Piensa en positivo alu......

Un beso

Sourin

Lyra dijo...

Este fin de semana pasado me subí en Chamartín a Renfe y... no sé, también me acordé de esto.

Yo me acuerdo de llamar y llamar a la familia para ver si estaban todos bien.

Si al final aquí entre montañas y aburridos de la vida estamos más seguros, pero lo que hay que hacer es salir y destruirlos.

Un beso