martes, 4 de marzo de 2008

Ayer mismo

Bien es cierto que no tengo mucha idea de política, por eso durante la campaña electoral previa a las elecciones seguí los debates que pude para aclarar la situación actual española, mi opinión y mi pensamiento. Bien es cierto que tampoco ahora, después del último debate, tenga las cosas claras. Partimos de la situación de que los políticos como personas que son, pueden y de hecho mienten, mi objetivo ayer y el pasado lunes fue averiguar quién mentía de los dos. Claro está que para el PP, Rajoy lo hizo muy bien y ganó el debate y para el PSOE, ganó Zapatero, sin embargo existen otras opiniones. No creo que el debate debiera de haberse enfocado así, su estructuración y su moderación tampoco fueron de mi agrado.
Observé atenta la pantalla del televisor esas dos horas, en las que los dos grandes políticos de este país se tiraban cosas a la cabeza. Era una lluvia, era una tormenta, en el que sólo uno saldrá de la tempestad. Hoja y bolígrafo en mano, me dispuse a anotar mis conclusiones sobre el debate. Lo hice de forma neutral, omitiendo los comentarios que hasta entonces había oído (en mi casa, en el instituto, en la tele...) centrándome en mi propio pensamiento. Mi hoja estaba dividida en dos, era una tabla, a un lado PSOE y al otro PP y fue anotando los pequeños pero muchos hachazos que uno le hacía al otro.
En ese escenario de gladiadores sólo importaban ellos, ni las luces, ni las cámaras, ellos. Es que el orden es necesario e intervención tras intervención el debate se iba haciendo más y más desordenado. Los datos, de nada valían si no se sabe cuál es la pura realidad, gráficas y más gráficas, en el PSOE con más color rojo y en el PP con más color azul.
Hablan los dos muy bien y les doy mi enhorabuena por cómo nos lo han hecho pasar porque ha sido interesante, pero si ahora mismo tuviera que votar, votaría en blanco, votaría con todas mis fuerzas, pero también votaría con cabeza y corazón. Ahora mi cabeza está llena de dudas, ya me iré aclarando con el tiempo, espero que con más debates. El sondeo, no me importa, ya sabe todo el mundo quién va a ganar el domingo, lo importante para mí ahora es lo que está en mi pequeña cabecita.

6 comentarios:

Eduardo Arias Rábanos dijo...

Lucidez extrema, noto yo en esta entrada. Y un último párrafo muy logrado.
No deja de ser curioso que tú con tus 16 y yo con mis 44 hayamos llegado a la misma conclusión práctica a la hora del voto.
Besines.

Dariada dijo...

Creo que o mucho cambian las cosas (y los politicos y la manera de hacer politica) o conel tiempo muchos no vamos a aclararnos gran cosa

Angie dijo...

Hola!

Me parece muy bueno el ejercicio de papel y boli para el debate, muy periodístico.

Quién no tiene la cabeza así ante unas elecciones... espero que aclares tus ideas o que las cosas cambien un poco cuando te llegue el momento de votar, quién sabe.

Besos!!

Lyra dijo...

Te falta comprender una cosa: además de cómo hablan etc. y todo ese análisis, que por cierto está muy bien, deberías mirar al pasado, a lo que han hecho, a las raíces de las que proviene cada grupo político o sus ideales. Ver más allá, los hechos no mienten, es imposible.

Cuando lo hagas creo que te será más fácil decidir porque todo estará más claro y lo que decidas será tu verdadera opinión.

Yo es que lo tengo ya muy claro... Un beso (K)

Lyra dijo...

Por cierto al resto de lectores y comentaristas: no os metáis siempre con los políticos. Es una forma de ganarse la vida y que yo recuerde, todos mentimos. (No quiero que se me odie en el futuro XD)

fernando dijo...

Yo no votaré ni a un ni a otro. Votaré a UPyD. NO me va el PP ni el PSOE. Un abrazo.