jueves, 5 de junio de 2008

Tarde de cine


Hoy ha tocado sesión de cine porque el día en clase fue relajado y no hubo deberes así que había que aprovechar un poco. Además de tumbarme en el sofá un rato :D tuve tiempo para ver dos películas que me encantaron y os recomiendo.



La primera de ellas fue "Como agua para chocolate" basada en la novela del mismo nombre de Laura Esquivel que me gustó bastante, he de decir que no me imaginaba a personajes como los de la película, tampoco me esperaba que fuera una película de habla latina (rodada en Méjico) con partes en las que hablan en inglés. Era principalmente sobre el amor, la pasión, la libertad en una época donde las tradiciones estaban muy arraigadas en la cultura y era impensable querer a alguien que no fuera tu esposo. La protagonista lucha por conseguir lo que quiere, me sorprende el final porque recuerdo que no acababa así en el libro. La trama está plagada de pasión y eso es lo que la hace más interesante, es un amor entre fogones, sucede en las cocinas del rancho de la familia de la protagonista, que es una cocinera que hace todas sus recetas con amor, ese es ,según ella, su secreto.



Lo que más me gustó fue que se plantea que todos los seres humanos tenemos cerillas en nuestro cuerpo, pero nosotros no las podemos encender y son las cosas bellas de la vida (amor, amistad, nuevas experiencias...) las que hacen que se encienda nuestro interior y se llene de vitalidad, es un mensaje precioso desde mi punto de vista.
La segunda película que he visto, creo que aún no está en los cines, la llevo persiguiendo desde que vi su trailer en Canal Hollywood y me encantó desde el primer momento. Su título es "Definitivamente quizás" y para saber por qué se llama así tenéis que ver su escena más bonita. Es la típica ñoñada americana que te engancha desde la primera escena, es de estas historias en las que hay demasiadas coincidencias juntas pero todas hacen de ella una película especial, por su mensaje, su trama, su intención, sus personajes...



Narra la historia de un divorciado que le cuenta a su hija pequeña quién es su madre, como la conoció y las relaciones sentimentales que tuvo en su vida. Los ingredientes principales son el amor, la inocencia, la amistad y la confianza. De ella me quedo con esta cita:

"A mi querida hija Eyre, nuestro corazón contiene tesoros guardados en secreto, sellados en silencio, pensamientos de esperanza, sueños y placeres cuyos encantos no deben revelarse de tu querido padre."

13 comentarios:

hawwah dijo...

Tomo nota de la segunda, la primera es una vieja conocida porque Como agua para chocolate es uno de mis libros favoritos, si alguna vez puedes ir a verla en teatro, te la recomiendo!

besos

El aviador. dijo...

Buenas noches y buenas actualizaciones que he aprovechado para leer. La primera me ha abierto el apetito, intentaré tenerla en cuenta la próxima que visite el videoclub.

Un saludo.

Frabisa dijo...

Hola!!

He visto la primera y también he leído el libro. Ambos me han encantado.

No conocía la existencia de la segunda, no para ver en el cine, pero si para verla una tarde cualquiera en casa.

un besito y buen finde

La Gata Coqueta dijo...

Soy Moscona, pero vivo a muy pocas cuadras de ti como dirian los Mexicanos, solo que en estos últimos meses estoy fuera de Asturias.

Hasta pronto, querida amiga:)

Natacha dijo...

Conozco como agua para chocolate y me gustó mucho. La segunda no tenía noticias. Gracias por la recomendación.
Un feliz sábado, linda
Natacha

Pepe Muñoz dijo...

la primera la tengo, pero no la he visto;

la segunda me ha recordado (no se por qué) a tienes un e-mail... y no me apetece ver ninguna película que se le parezca... :P

Sibyla dijo...

La primera la leí y me encantó, fue toda una revelación en su momento, después ví la peli y no tiene nada que ver con el libro.
La segunda, como bien dices tiene el perfil de la ñoñada americana...
No obstante si puedo la veré pues soy muy romántica...

Besitos Alu:)

Anónimo dijo...

Pues nada Alu, que estoy aqui aburrida en CAM y me acorde de ti. No te quejarás eh?? XD

Ya no tengo que ver definitivamente quizás verdad? Ahora que ya la viste, me dejarás tranquila??

Muchos besines...
ESTUDIAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

TKM!!

-->ANYTA<--

Carlos Manuel dijo...

nunca he visto ninguna de las dos.
saludos
;)

La Gata Coqueta dijo...

Estamos aquí otra vez, hoy va de cine, pues te dire que soy una cinéfila con adicción.

Ayer he visto Aritmetica Emocional, con dos grandes actores un poco adultos, poro lo importante es estar, ellos eran Susan Sarandon y Chistopher Plummer, siempre con la elegancia que lo personifica.

Hoy si puedo veré La voda de mí novia algo más desenfadada comedia, ayer era drama.

Luego voy a descargar, por la tú apuestas Definitivamente quizás.

Y así van transcurriendo las horas super entrenidas y veloces.

Adios..,hasta pronto.

fernando dijo...

No he visto estas dos películas. Tomo nota de tu opinión. un beso

Eduardo Arias Rábanos dijo...

Pocas veces una adaptación cinematográfica capta el sentir y la esencia de un buen libro. La película de Alfonso Arau lo logra con nota muy alta, en un momento mágico en que todavía era el marido de la novelista Laura Esquivel. Leídos el libro y contemplada la película, resulta difícil quedarse con uno de ellos y la postura más cabal es decir: ¡los dos, por favor!, uno detrás de la otra, o viceversa.
De la otra, no puedo decir nada, pero tomo cumplida cuenta.
Ánimo, que ya queda poco, y después... a gozarrrr.
Besines

Angie dijo...

Hola Alu!!
Tienes un premio en mi blog ;)
Tomo nota de las pelis que nos recomiendas, no he visto ninguna.
Besitos!