miércoles, 27 de agosto de 2008

Todo lo bueno tiene un título

Me despierto en un mundo totalmente diferente del lugar en el que me había dejado dormir esta noche. Es un bosque inmenso que absorbe todas mis ideas y las guarda para sí, los gnomos van recogiendo cada porción de mi proyecto para sacarlo adelante, hay carteles que dicen que no estará listo hasta el año 3000, yo no niego nada porque se que para esa época seguiré con la misma vitalidad pero con unas cuantas patas de gallo y alguna que otra cana.


Hay reunión en el pequeño bosque y las hadas van llegando, me dan la bienvenida con su baile otoñal. El panorama es toda una fiesta, nuestra voz ya se empieza a mostrar castigada de tanto cantar gritando y el desfile comienza. Me da por preguntarle al conejo qué está pasando y él me ofrece un café con sal. Lo dejo en la mesa aparentando que luego lo probaré y seguimos aplaudiendo a todos los seres animados que pasan por la mesa y transforman el ambiente en diferentes historias que se unen y entrelazan.


Foto: Ester García Cortés

Un vuelo de mariposas recorren el arco iris y los duendes recolectan pepitas de oro. El desfile acaba, las hadas recogen cada pliegue de la tela por donde pasaron las estrellas de ese festival de otoño. Otra estación acaba y con ella todas sus historias, ya se encargarán los escribanos de crear nuevas historias para que los niños tengan qué leer en invierno.



Mirar alrededor es verlo todo de color verde, pues la esencia de las hadas se derrite porque se alimentan de la imaginación y de nuestros sueños y deseos. Yo no dije que tuviera que haber ningún baile, ni ningún desfile nunca. Sólo puse en marcha el motor y el mecanismo se accionó solo. Quizás algo en mi interior despertó con ganas de algo bueno, algo bueno con un título y entonces fue cuando todas esas ideas vinieron a mi cabeza.


Las fotos están sacadas de Google, si hay alguna tuya que no quieres que sea expuesta aquí sólo tienes que decirlo, gracias.

8 comentarios:

Lauryna dijo...

Me encanta la historia.
Y me encantan las fotos...sobretodo la del conejo:P

un besito

Sibyla dijo...

Tu imaginación no tiene límites, es desbordante.

Preciosa historia!

Un abrazo apretao Alu:)

Monique Lôbo dijo...

Hola,soy brasileña,por eso perdoname lo portuñol!=)
Me gusta mucho su texto,muy encantador!!
Felicitaciones por su blog!!!
Beijos brasileiros!

Monique Lôbo dijo...

Hola,He encontrado tu blog a través del Mustafah,pero yo no entendía lo que él escribió.Entonces yo vi tu comentario y decidió visitarte!
Gracias por su visita en mi blog!!
Besos

hadanae dijo...

alu, si me permites te aconsejo que pongas al final de cada post los nombres de los que han hecho las fotos o ilustraciones que utilizas para dar más fuerza a tus textos.

El hecho de que una obra esté en internet no significa que podamos utilizarla libremente. En realidad lo correcto sería pedir permiso a cada autor para utilizar su obra en tu blog, pero qué mínimo que citar las fuentes.

En el siguiente enlace puedes leer el tema sobre la Ley de Propiedad Intelectual que ampara, entre otros, a la fotografía:
http://www.fotopunto.com/articulo-propiedad-intelectual-y-derechos-de-autor-en-fotografia_61

He reconocido la ilustración del conejo que es de una de mis ilustradoras favotitas: Ester García Cortés
http://3ster.blogspot.com/

un besote!

Alu dijo...

Muchas gracias por tu recomendación. Lo tendré en cuenta a partir de ahora. Un beso!

4nigami dijo...

¡¡¡Hola!!!
Me encantó el texto, además me encantan todo lo relacionado con los seres fantásticos... Hadas, duendes, gnomos, enanos, elfos... =D De hecho no sé si sabes que prontito me voy a hacer el tatuaje de un hada =DD

http://www.fotolog.com/4nigami/8192780

Esa va a ser! ;)

En fin cielo, te dejo que estoy un poco ocupada!

Bicos!!

Carlota dijo...

Me gustó la historia y... esa última foto verde... ainsss! me la puedo llevar? Un besuco.