jueves, 25 de septiembre de 2008

Déjame inventar

Leer, escribir, reflexionar, inventar, descubrir y conocer. ¿Qué tienen todas estas palabras en común? En verdad, todas estas tareas que aparentemente parecen tan fáciles se han atribuido desde tiempos inmemorables a los humanistas. Explayan mareas de sentimientos en simple y puro papel mientras acusan a los científicos de pensamientos cuadriculados.

La utilidad de las humanidades es infinitamente infinita y sin embargo nos tachan de burladores, de escapistas porque nos disgustan las normas que rigen la realidad por eso las humanidades respecto a las ciencias no están sujetas a una estructura concreta casi nunca, navegan por tantos mundos y se alimentan de todos ellos, abarcan la totalidad que nos rodea y se enriquecen de ella.

Ya fueron llamadas en su día “ciencias del hombre” y en ese momento se resignaron a no compartir el mismo sitio que la biología o la física porque la historia vive del recuerdo y avanza con la experiencia, es progreso, futuro, la física sólo vive de protones y neutrones que siempre tienen el mismo valor y función. En cambio ¿qué me decís del arte? El ser humano ha estado siglos expresando con el arte todo lo que sentía y quería transmitir y para nada tiene el mismo valor para una persona que para otra, es algo subjetivo además no tiene una sola función sino muchas al igual que interpretaciones.

Nadie se ha inventado que la tierra es redonda, eso se ha descubierto y es así, no hay más vuelta de hoja. Sin embargo está claro que los cantares de gesta fueron invención de alguna mente humana. Eso es lo bello de lo humanístico, puedes inventar, manipular, pensar, crear, expresar, interpretar e investigar porque este es el eje de nuestro pensamiento. Si te fijas hay varias palabras que pueden significar lo mismo también como con una misma palabra nos podemos referir a un todo.

Hubo un día en el que a una persona se le ocurrió decir “perro” para referirse al animal, otra más imaginó otra palabra diferente y sin saberlo ya estaba dando paso a un nuevo idioma, dar vida, fundar, imaginar, comunicar eso es lo bueno de las humanidades mientras tanto la ciencia sigue estudiando qué nombre impronunciable le pondrá a un nuevo hueso descubierto (que no inventado) la semana pasada.


Me resigno a lo inexacto y rechazo la precisión porque verdaderamente en la imperfección reside la belleza, me gusta jugar, ver más allá de lo que el ojo ve, hacer críticas, evolucionar, madurar y eso sólo se consigue con el conocimiento humano, conocernos a nosotros mismos para poder sentir, pensar, contar hasta tres y poder actuar. Cerrarle la puerta a las humanidades es obstaculizar nuestro camino a la cultura.

12 comentarios:

Javier Pellicer dijo...

Bueno, me he puesto al día con tu blog, ya hacía que no me pasaba (demasiado, pero ya se sabe, cada vez me escasea más el tiempo).

Decirte que ya tengo agente literario (al menos oficiosamente), y que un par de mis novelas ruedan por varias editoriales, a ver si hay suerte. Mientras tanto, estoy con una novela que me quita todo el tiempo libre, de ahí que mi blog se actualice tan poco a poco (por cierto, nuevo capítulo del relato largo, lo acabo de colgar), y mis visitas se espacien tanto. Pero no olvido a nadie, en la medida de lo posible os visito.

Un beso

PD:
-genial artículo, y qué gran verdad: "en la imperfección reside la beleza... cerrarle la puerta a las humanidades es obstaculizar nuestro camino a la cultura" Y yo añadiría, "y un obstáculo a la cultura es una caída segura a la mediocridad de un alma atrofiada". ¡No seamos ignorantes por decisión propia!¡No nos cerremos puertas!
-Los Crímenes de Oxford, gran película

Lyra dijo...

Ya lo había leído en clase y ya te di mi opinión... Pero no había leído el titulo Oo Ahora me gusta aún más.

Publico el mío en octubre... ya lo sabes.

Anda que poner de frase celebre la de Hancock xD

Nos vemos en media hora. ¿Adela o no? Mmm...

Pasate aver los cambios del blog!!!

La Vero dijo...

Pues la verdad es que yo soy todo lo contrario a lo que tu dexpones o defiendes. No tengo nada en contra de las humanidades, pero a mi me gustan las ciencias.

Lo exacto, el explicar el porque pasan ciertas cosas, el poder llegar a conclusiones a partir de numeros. Para mi hay muy pocas cosas que me crea sin haberlas comprobado, que me demuestren que lo que digo es falso, si no me lo demuestran yo no puedo cambiar mi opinión.
Me gusta saber todo lo que pueda afectar a algo tangible o como se pueda comportar

Pero lo que más me apasiona de las ciencias y más especialmente la física es poder saber porque pasan un montón de cosas, porque esto se mueve, porque esto se cae, porque esto no se cae. Digamos que me gusta poner vectores a todo lo que tengo alrededor.


Soy chica de bachiller de ciencias, del tecnológico. Me gustan los vectores, los campos eléctricos, los numeros, las ecuaciones y las derivadas.

Besos y abrazos
Me encanta tu blog!!!

SHE dijo...

Pero quien dice que el arte no tiene ciencia ... en el arte hay electricidad, metodologìa ,ecuaciones y paràbolas

La humanidad tiene el universo en
la mente, puede crear y razonar todo lo que sea posible en lo real

Alu es una genialidad de temas todo los que me encuentro en tu blog.
Un gusto visitarte

Natacha dijo...

Vengo a dejarte un besito.
Ya vendré a leerte más despacio.
Un besito, cielo
Natacha.

fernando dijo...

Genial artículo. Tienes madera de periodistas y/o escritora. Besos.

3ster dijo...

Pues me reitero, escribes genial!!

Gracias por tus palabras y por tu paso, Alu, nos veremos a menudo por aquí, seguro!

Un beso :)

Miguel dijo...

Es la primera vez que me asomo a la ventana de tu blog, y me ha parecido interesante. He leído con atención el post y me adhiero a tus razones. Sin descartar nada (a cada cual lo suyo) las humanidades tienen algo de mágico, porque no se busca lo verdadero ni lo exacto, sino a la persona. Y esto es maravilloso. Un saludo

*Irene* dijo...

Hoy he recibido tu postal!

Ahora he visto tu perfil y veo que sólo nos llevamos un año, jeje, me ha hecho gracia porque por estos mundos no encuentras a mucha gente de nuestra edad!

Un beso!

Patricia Cruzat Rojas dijo...

Leo,
aprendo,
conozco
y descubro algo más de ti y de tu forma de vivir y de sentir....
y pienso tambien que
la musica Alu!!!!
la musica...
alguien alguna vez tarareo un ritmo..
alguien agrego otro...
se lo aprendió, lo recordó, lo traspasó...
alguien lo escuchó, la recordó distinto y se la cantó a otro...
y cantaron juntos y nacieron los duos y luego los coros!!!!!
en fin me gustó lo que leí Alu
besos y abrazos
Paty.Difusa

Lispector dijo...

Estoy contigo Alu, respeto infinitamente la ciencia, pero definitivamente me quedo con la belleza, los misterios y el placer que nos da lo humanístico.

Frabisa dijo...

Magnífico tu post con el que concuerdo totalmente.

Olvidarnos de las humanidades es enterrar nuestra capacidad para sentir, valorar, apreciar y un largo etcétera.

Enhorabuena!

un beso