sábado, 6 de diciembre de 2008

Siempre hay excepciones

Se ven dos bandos claramente separados y el primero empieza a farfullar hasta quedarse casi sin argumentos. Se levanta la sesión. El sistema nos lleva a una votación totalmente injusta y los menos renegamos de la democracia por muy buena que sea para esos más.
Acojonada en una silla espera la Sra. Magistrada y trata de tranquilizarse, ha estado toda la noche sumergida en párrafos y más párrafos sobre el caso intentando llegar a una conclusión y ve que todo su trabajo no ha servido absolutamente de nada. La sala del juicio se convierte en una jauría de perros hambrientos de impulsos incordiosos.
Los menos hacemos nuestra declaración tan firme como lo fue nuestra decisión. Sabemos que el caso ya está perdido, que siempre ganan los de siempre, los que hacen que luchan, los que hablan bien y los que se supone que dan la cara.
La Sra. Magistrada sigue revolviendo entre sus papeles intentando buscar una razón para no volver a pasar una noche sin pegar ojo. La sesión acaba, los reclamadores se van a su casa a buscar otro grano entre las playas de Salinas para hacer de él una montaña y se reúnen para organizar como montar un nuevo pollo.
La Sra Magistrada se dirige hacia el despacho del Juez a dimitir porque reniega de ese 97% de la sala que hizo dar a su cabeza mil vueltas, además ya no cree en la justicia ni en nada que se le parezca y ni si quiera tiene lágrimas en los ojos para mostrar como se siente porque están resecos de tanto estudiar el último caso de su efímera carrera.

9 comentarios:

La Vero dijo...

Es lo que tiene 2º de bachiller, muchos libros y nada y menos del resto, es lo que hay, pero vamos a poder con ello.

Animo!!!!!

Aqui dejo un pequeño comentario entre mis horas de estudio de lengua y filosofía.

Un gran beso y un gran abrazo

Fidias dijo...

Hola. Acabo de crear un blog y no conozco a nadie por aqui. Hace mucho que soy lector tuyo pero no me había decidido a crear un blog hasta ahora.

Un saludo.

Lourdes dijo...

Pues sí. En mis "años adolescentes" tb pasé por situaciones similares.
Y es lo que tú dices, siempre ganan los de siempre, aunque no sea justo.

En fin... Paciencia y ánimo.

Un beso enorme, Alu.

El aviador. dijo...

Buenas Alu. Me acabo de enterar de lo de Asturias, es la primera noticia que escucho. Ya les hablaré de lo buena escritora que eres a los chicos de tu instituto y a ver si toman nota para redactar las resoluciones.

No se como se me dará esto de ser secretario. Ya te contaré la experiencia. Si puedo desde allí escribiré algún artículo.


Un besazo. CHao.

Lyra dijo...

Como ya lo había leído cuando lo habías escrito estaba yo diciendo que esto me sonaba de que ya lo habías publicado.
Bueno, ya sabes lo que pienso: si no puedes con ellos, únete a ellos y cuando no se den cuenta les clavas una puñalada :) Qué poético madre mía.
De todas formas, yo tengo un deseo oscuro en mi corazón. Se llama 22 de junio.
Mua!

Anita dijo...

Alu tia, ya te vale! =)
Ya sabes, haz como yo, pasa del tema, sabes que no tiene solución y serás más feliz, te lo digo yo!
Besines! Te quiero!

Sibyla dijo...

Seguro que te refieres a algún caso especial que tú conoces de cerca. Pero es cierto que no siempre la justicia es lo que su nombre indica "Justa".
No te desanimes, el tiempo sí hace justicia, y todo lo pone o coloca en su lugar.

Un abrazo Alu:)

Belén dijo...

Pero es que esas crisis son las qu enos ayudan a decidir, mujer...

Besicos

Frabisa dijo...

Tomar decisiones no es fácil, ni siquiera para los que nos somos jueces.

Ser lo menos incoherentes posibles nos aleja de los errores pero no nos evita cometerlos.

un beso