lunes, 29 de marzo de 2010

Somos uno solo


Aquí todos somos iguales y quien lo niegue es sólo un diferente más en la cadena de iguales que niegan sentencias tan evidentes como esta. Somos un escaparate para la gente, ellos se miran en nosotros y nosotros en ellos, escuchamos la misma música, vestimos igual, pensamos igual o sino ya tendrán una manera de hacer que lo hagamos; nos gusta lo mismo, hacemos todos lo mismo, vamos a los mismos sitios y si no es así, me remito a las encuestas las que extraen datos nuestros y los comparan con los de los demás, porque no somos nadie sin los demás, es totalmente independiente a nuestra voluntad el hecho de pertenecer a una masa, es inherente. El que afirma “no, yo soy diferente”, está mintiendo rotundamente pues para decir eso tienes que resaltar en un grupo de personas, en un grupo de iguales y puede que difieras en algunos aspectos respecto a otra persona, pero en lo demás, créeme, formas parte de una masa que tiene voz propia y se llama sociedad pero en la que no destaca nadie por encima de nadie.