domingo, 15 de agosto de 2010

Palabras reales; de verdad

Como a la gente a la que conoces, a la que sin razón alguna, al final, acabas queriendo, a la que se supone que vas a invitar a tu boda, con la que vas a brindar y a la que gritarás al oído porque ahora eres feliz sin que ellos estén.

(Ésto no era así...)