domingo, 17 de abril de 2011

Llamadas

Blazes Boylan tintineó alegre dinero en el bolsillo del pantalón.—¿Cuánto son mis pérdidas? —preguntó.

Los finos dedos de la chica rubia calcularon las frutas. Blazes Boylan miró dentro del escote de la blusa. Una pollita.

Tomó un clavel rojo del alto tallo de cristal.

—¿Este para mí? —preguntó con galantería.

La chica rubia le lanzó una ojeada de medio lado, ruborosa: un tipo arreglado a la última, con la corbata un poco torcida.

—Sí, señor —dijo. Inclinándose con malicia volvió a calcular gruesas peras yruborosos albaricoques.

Blazes Boylan miró dentro de su blusa con más complacencia, el tallo de la flor roja entre sus dientes sonrientes.

—¿Puedo decir unas palabritas por su teléfono, señorita mía? —preguntó con picardía.

Sigue leyendo...

JOYCE, James. Ulises.

1 comentario:

El murmullo de las cucarachas dijo...

Te hemos pillao un texto pa la radio copyleft

http://radio-copyleft.blogspot.com/2011/06/radio-copyleft-64.html

Gracias por compartir!!!