miércoles, 6 de julio de 2011

"Venimos por Woody Allen"

ANA VÁZQUEZ. AVILÉS. Los turistas que visitan Avilés relatan a LA VOZ sus impresiones.

Las terrazas de las cafeterías de Avilés se llenan en seguida de turistas que optan por hacer una parada gastronómica antes de seguir disfrutando de las vistas. La mayoría viene a recorrer todos los rincones de la ciudad en un solo día y cada vez se nota más el efecto del Centro Niemeyer. Desde hoy y durante los meses de julio y agosto, LA VOZ DE AVILÉS recogerá sus impresiones tras visitar la ciudad.


Las proximidades del Niemeyer, el casco histórico y el parque de Ferrera siguen siendo algunos de los lugares más visitados y los que más atraen a la gente de fuera de la comarca.


Un grupo de turistas, ayer en la plaza de España. SERGIO LÓPEZ

Entre decenas de turistas que visitan las calles de Avilés estos días, se puede encontrar la anecdótica historia de una pareja compuesta por una joven gijonesa que se propuso enseñarle a su novio, mejicano, los lugares que más se esconden a la vista en la villa avilesina.


«Vamos a pasar el día de hoy -por ayer-, ya conocía esto y él no podía dejar pasar la ocasión de visitarla», comentaba ella. La asturiana se presentó como la perfecta guía para alguien que desconocía totalmente la zona. «Nos encanta el casco histórico, los edificios antiguos y sobre todo, las terrazas que han puesto últimamente por la calle Galiana; no suelo venir mucho, pero esta vez me ha sorprendido. Avilés es para todos», comentaba la joven, acompañada de su familia.

«Hay sitio para quien quiera visitarla», ya que la acogedora ciudad cuenta con parques para que los niños puedan disfrutar de días soleados como el de ayer. «Los parques son perfectos y más si queremos estar con la niña», añadió.


«Nos dijeron que el director había estado aquí, así que aquí estamos»

Mismo objetivo con diferentes personajes, en plena Plaza de España se encuentran Claudia y Steve, una pareja de ingleses provenientes de Winchester que llegaron el pasado domingo a Asturias y están deseando comenzar a empaparse de la cultura de aquí, aprovechando que les recibe tan buen tiempo. Ojean el mapa y planean una visita que durante todo el día les llevará por las calles más representativas de Avilés. ¿Por qué Avilés? «Estábamos cansados de la lluvia constante y nos hablaron de venir a Asturias». La pareja, que pisa suelo asturiano por primera vez, espera tener una buena estancia durante esta semana y conocer algunos de los edificios que más renombre dan a la ciudad, como la iglesia de San Nicolás de Bari o el Ayuntamiento.

«Tenemos mucho interés en seguir los pasos de Woody Allen y nos dijeron que había estado aquí, así que, aquí estamos», comentaba la pareja casi entre risas y es que, según parece, el Centro Niemeyer, además de ser el foco central del atractivo turístico, se promociona por sí solo, traspasando incluso las aguas del mar Cantábrico.



Galiana. Este lugar del casco histórico maravilla a los turistas. S. LÓPEZ


Asturias, y en concreto Avilés, estos días, que además cuenta con buen tiempo, se reafirma como un destino único para escaparse unos días. Es el caso de Pilar, que lleva eligiendo ya varios veranos Avilés para pasar una semana de vacaciones. «Vengo de Madrid y casi todos los años paso una semana del verano aquí porque tengo la suerte de que mi amiga Trinidad me lo puede enseñar. Nos quedamos con la iglesia y, en general, con toda la zona de Sabugo».


Cada cual se ha decantado por un sitio. ¿Qué tendrá la mágica ciudad para reunirlos a todos? Avilés gana por lo nuevo -el Niemeyer- y lo viejo, una combinación que hace a la ciudad rica por su patrimonio y que se va formando y reformando con opiniones como las de los turistas que la visitan y le dan el notable cada año.