jueves, 5 de julio de 2012

"La hipocresía es el lubricante que mantiene a la sociedad en un funcionamiento agradable al admitir la falibilidad humana y al conciliar las aparentemente irreconciliables necesidades humanas de orden y de placer".

MALCOM, Janet. El periodista y el asesino.