martes, 22 de enero de 2008

Precipitado

En ese abismo me encuentro ahora mismo. Al borde de un precipicio, no sé que hacer, es cierto que intento ser feliz aunque sea un sentimiento contradictorio porque la felicidad como estado no existe para mí, pero no puedo. Miro hacia abajo y cada vez me doy cuenta de la altura que hay desde donde yo me encuentro y de la caída que supondría darse por vencida. No, eso no. Lo intentaré.
Y cada vez voy cayendo, curiosamente encuentro a personas, en ese abismo de soledad, cierro los ojos y me hablan, transmiten sus sentimientos, echo de menos. Es muy extraño porque ese precipicio tiene varios pisos y nunca caigo en picado, nunca, mi cabeza siempre va por encima de mis pies, porque de otra forma no lo podría estar contando.
Precipitadas vuestras palabras que me oprimen y me presionan, precipitados los días uno sobre otro, precipitadas las noticias, precipitadas las preguntas que surgen de mi cabeza. Precipitandome estoy en un mar de dudas ¿lo haré bien?. Vosotros sois la repuesta. Gracias por todo, gracias por ayudarme a quedar suspendida en el aire. Se que sólo podré subir desde el fondo. Nadie dijo que fuera fácil.
Buscando tela para el disfraz de estos carnavales.

4 comentarios:

Lyra dijo...

Mira, has llegado más lejos que otros (veáse yo) así que no te quejes. Esta simple oportunidad es subir varios pisos. No vas a ser la mejor y te pondrás nerviosa, roja y puede que hasta te olvides de algo o ni siquiera te atrevas a levantarte. Pero no olvides que estás allí. Un besazo.

Eduardo Arias Rábanos dijo...

Ver las dificultades, ser consciente de ellas, y aun con todo ser capaz de reconocer lo que de bueno tiene dicha situación, y sacar provecho de ello: eso sí que es inteligencia, desde luego.
Enhorabuena

Sibyla dijo...

Estás aprendiendo Alu, poco a poco,
esos abismos irán desapareciendo, esas preguntas serán contestadas,
lo importante es que nunca pierdas ese deseo de aprender.
La vida se va desplegando como un bello libro, si sabes pasar las páginas con acierto.
Para ser feliz, sólo debes conocerte bien!

Un abrazo:)

Pepe Muñoz dijo...

Esto se da un aire a algunas de las cosas que he escrito en uno de mis blogs; de hecho, en ese blog son casi todo cosas de este estilo... Casi siempre las cosas nos parecen precipitadas... simplemente es porque no nos acostumbramos a la situación actual y cualquier cambio es precipitado...

Ciaooo.