viernes, 18 de enero de 2008

Patinando


Ella, niña, en apariencia inocente, siempre me llevé bien con ella. Hay que ver el tiempo cómo cambia las relaciones entre personas, el olvido se hace tan evidente que resurge como rencor, acaba con separación. Nada, nada se puede hacer. Consejos manipulados han ído a parar a los oídos equivocados, sería de muy malas personas hacer lo mismo. Es una cuestión personal, pero igualmente yo quisiera opinar, me importan ese tipo de cosas que ocurren con las personas que quiero.



Patinar, patinar ya lo haremos otro día, ahora mismo es deporte de personas felices.

3 comentarios:

Lyra dijo...

¿Al final no has ido a patinar? ¿Estás bien? Espero que sí, tienes que estar muy feliz o te pegaré. ¿Vale? :D

Pásate por mi blog si tienes un rato (que no te ponga triste, eh? no lo hago para eso, sólo son paranoias mías).

Muaaa! Hasta mañana!

Pepe Muñoz dijo...

Es cierto que el tiempo cambia las relaciones... no importa que tratemos de evitar los problemas o que intentemos arreglarlo, ya no hay vuelta atrás... y por supuesto no importa cuanto te importe o cuanto quieras a la otra persona, si ella no te hace caso no hay nada que hacer...

Sibyla dijo...

Pienso, que antes de tirar la toalla, y dar la reación de amistad por perdida, se podría intentar hablar con la persona en cuestión, intentando deshacer los entuertos y los malos entendidos.
Si después de intentarlo, no te escucha, ni te hace caso, pensar que no has perdido nada, porque nada tenías.
Besitos Alu:)