martes, 25 de marzo de 2008

¿Mi mente o mi corazón?

A veces te das cuenta de que los instantes siguen pasando y es que hay tantos como segundos. Cuando quieres levantar la cabeza ya se han ido. Ves fiesta dónde no la hay, ves descanso, diversión...todo eso ya ha pasado, vamos, ¡céntrate!
Eso es lo que siempre has visto. Nunca has dejado de tener esas dos opciones lo que pasa es que pensabas que nunca iba a ocurrir. Las cosas cuando pasan dos veces es por algo y te empiezas a dar cuenta siempre la segunda vez. No creía en las segundas oportunidades, en las vueltas de esquina, ni siquiera en que debajo de estas teclas estén miles de ceros y unos moviéndose...ahora nada me parece increíble.
A veces la realidad dista demasiado de lo que pensamos, las cosas ya dejaron de tener sentido hace mucho tiempo, hoy por primera vez en mucho tiempo doy palabra a mis pensamientos, que fluyan, ellos sabrán sacarme de este lío. Hoy decido no perder más tiempo en cosas sin sentido. Mi mente me sigue, ¿o es ella la que decide? Aunque las respuestas estén ordenadas en la mente de los demás, hoy sólo encuentro sentido a todo lo demás, no a mis asuntos, pienso que paranoias cómo estas no han tenido sentido nunca, que se quedan en un momento y vuelven. Desaparecen. Se marchan para siempre. Pero, ¿por qué no encontrar respuestas aún ahora?
Quizás porque ya han empezado las vacaciones y estoy algo desorientada o porque no dormí mucho ayer, sigo teniendo estas dudas que asaltan mi cabeza. ¿Quién ha sido el artífice de todo esto? ¿Mi mente o mi corazón?
Por lo menos hoy ha sido un buen día ya que en la puerta de mi clase de la Escuela de Idiomas había un papel que decía que no había venido la profesora.

4 comentarios:

Frabisa dijo...

Hay muchas preguntas para las que no encontramos respuestas, al menos en determinados momentos.

Date tiempo y años, paulatinamente se irán descubriendo ante ti, las claves de casi todo.

besitos

fernando dijo...

es difícil saberlo, tomáte un tiempo. Besos.

Lyra dijo...

Le estás dando demasiadas vueltas a algo que no es para tanto. Siéntate, piénsalo, decídelo maduramente y por favor, no me seas hipócrita con todo el cariño del mundo. Anda, un beso. Pobre Adela.

hawwah dijo...

La vida es un costante preguntar...las repuestas llegan, a veces cuando queremos, otras mucho después...las dudas son como nubes que hay que observar y dejar que el viento se las lleve, antes o después...

besitos para el finde:)