domingo, 6 de abril de 2008

Una pelirroja de compras

¡Por fin, ya abren, ya era hora! Daré una vuelta antes de que venga Tristán por aquí. A ver que tonterías hay esta vez en las tiendas. ¿Y esa señora? ¿Qué hace corriendo? Son las 11 de la mañana, nadie le va a quitar nada ¡por dios! ¿estamos locos? Es una feria de stocks...no creo que haya mucho...nada decente, seguro. Aunque claro, estas viejas de hoy en día se conforman con cualquier trapito y si les cuesta 10€ menos, mejor que mejor...

Bueno pues Tristán con las horas que son y no viene, aunque claro hay que decir que él se toma su tiempo...estará saliendo de trabajar, como siempre. Bueno, con el cuerpazo que tiene se le perdona todo! ¡Aih qué ganas que tengo de que venga!


Ya me he recorrido este pasillo unas diez veces. ¡Uy! Mira que tienda más chula, debe de ser lo más interesante de este sitio...y es que sólo a mí se me ocurre quedar con el otro aquí...¡qué ideas tengo! ¡Qué cosas más cucas! Una camiseta ¿80€?, ¿estamos locos? debe de tener la etiqueta de oro o algo, sigamos pues. Una tienda de ropa interior, ¡me diréis que ese sujetador no es mono por dios, es una cucada! pero claro no sé por qué insisten en vender sujetadores si todo el mundo los acaba comprando en la plaza porque valen dos 1€...si es que la gente de hoy en día no sabe comprar...



Buf...Tristán, Tristán, Tristán, no paro de repetir su nombre en la cabeza...me está poniendo de una mala uva...que ni te imaginas...odio cuando la gente queda y llega tarde, si ya lo decía mi abuela, que hay que ser puntual, pero noooooo ¿para qué? Él con calma. Y esa chica ...esa niña, ¿por qué no deja de mirarme?¿tiene algún problema? Hoy me he levantado con el pie izquierdo, ¿vale? así que soy capaz de todo ¿qué se cree? No debe llegar ni a la veintena y ya está trabajando en una tienda de bufandas y gorros....en plena primavera y vendiendo eso...si es que la gente tampoco sabe vender...aunque esas bufandas tienen buena pinta...a ver..."bufandas a 1€" pues son bien monas, me gustan, está bien cogeré una, esta morada está bien.

-¿Me pones esta bufanda?

-Claro, ahora mismo.

(Da 1€)

-Lo siento, son 5 €.

Ya está la p*** niña ñiñiñi ñiñiñi, ¡buf! pues no tengo un billete de cinco, le tendré que dar uno de 50...estos feriantes, ya les vale. Ya va teniendo cambio...


Desilusionada pero con su bufanda se marchó, no iba a esperar más a Tristán...esa noche el calor se lo daría su bufanda nueva. Sabía que se había olvidado de ella ya.
Vender en la feria de saldos y stocks da historias cómo esta.

12 comentarios:

fernando dijo...

curiosa historia con un final inesperado ;) Besos.

Pepe Muñoz dijo...

me gusta me gusta ^^

yo también soy un maniático de la puntualidad xD

Por cierto, gracias por poner lo d blogs en conexión de enlace ^^ (una pega: el enlace no va porque lo has añadido con dos barras al final, es decir, poniendo esto al final de la direccion: // ) Encima que lo pones xDD

En fin, ahora te añado tu blog a ese blog también ;)

Besos

PEPE TEXAS RANGER.

CUCALELLA dijo...

Interesante historia de la cotidianidad...Gracias por tu visita a mi blog, es todo un placer. Saludos. :-)

hawwah dijo...

si realmente Tristán se olvidó de ella...mejor compañía será su nueva bufanda!

besitos querida alu

Lyra dijo...

ten cuidado, últimamente una palabra de tu post es tabú XD

me ha gustado, aunque me hubiera gustado más que te hubieras venido con nosotras el sábado. se te echo de menos, pero entiendo que tuvieras que ayudar. además, el sábado fue un poco monótema...

eso sí, lo de los stocks era cutreXDDD

Sibyla dijo...

Tal vez a Tristán le pasara algo, y si tuvo un percance...me gusta dar el beneficio de la duda.

Su bufanda le dará el calor momentáneamente perdido.

Besitos Alu, me gustan tus historias!

Anónimo dijo...

las pelirrojas son unas impacientes.

Frabisa dijo...

En la próxima ocasión, Tristán se dará más prisa si es que quiere que le esperen.

Lo mejor de las tiendas no es lo que venden o el precio, lo mejor es la ceremonia que conlleva ir de compras.

un besito

Eduardo Arias Rábanos dijo...

Si es que la mezcla de cita, compras, pensamientos contrarios al esperado, tentaciones de adquisición a bajo coste, y cabreo subsiguiente, no podía dar mejores resultados. ¿O serían peores?
Besines.

Enlascalles dijo...

Me gustan las historias como estas,amenas, cotidianas...pero con su punto de intimismo incomprensible...

Gracias por pasarte por mi blog.
A ver si hablamos un día...sigo echando de menos el MEP...

Bicos!

Clockcat dijo...

yo soy la reina de la impuntualidad xDD

no hay mejor compañia ke una bufanda :DDD...

Pepe Muñoz dijo...

tengo una propuesta: quieres formar parte de olor a incertidumbre? si es que sí, avísame por msn :P

bss

PEPE TEXAS RANGER.