viernes, 27 de noviembre de 2009

A sus ordenes

Miró con la mirada más triste que podría captar el objetivo de una cámara:

No llores, no corras, no respires, no te apenes...

No caigas, no rumies, respira en bajito, aquí nadie puede oírte, baja la mirada, contempla, disfruta, no pegues, respeta, se humilde, atento, no sufras, salta con energía. No beses, recuerda, los besos huyeron, es mejor así, no te arrastres, pregunta, quédate primero, no suspires, inhala, haz el humo tuyo, fragancias eternas, atráelas, no alagues, entretén, no camines, no vuelvas, no sueñes, elévate, no respires, sé ángel, valiente, tuyo es hoy aire.

No llores, respira, no gimas sensible, no rescates del foso al suicida, no respires, no mezas, no reces, ya no sirve de nada, no te apenes, no te lo imagines, vívelo, no te preocupes: mañana será otro día.