domingo, 21 de marzo de 2010

No lo tenemos nada fácil

La crisis se hace cada vez más inabarcable, cada vez son más los que dicen contribuir al periodismo ciudadano, cada vez son más los obstáculos y las promesas que se van diluyendo. Los pocos que empezamos con la sola esperanza de acabar en un periódico de mala muerte, ahora vemos esa puerta cerrada y no hay muchas más que estén abiertas y disponibles para pegarles un portazo , derribarlas y entrar. Sabíamos que el camino no iba a ser fácil pero, al fin al cabo es lo que hemos elegido, ¿no? Hemos apostado todas nuestras cartas y algunos pensamos seguir en esto, al menos hasta que la luz del camino se apague del todo.