domingo, 21 de marzo de 2010

Pánico en el tren: 11M


Normalmente, los sucesos que cuentan en el Telediario, los vemos muy alejados, muy ajenos a nosotros; pero un atentado no se puede quedar en un simple accidente. Montarse en el mismo tren que detonó hace seis años y dejó a decenas de muertos a sus espaldas, supone en primer lugar tragar saliva y un gran esfuerzo mental para no pensar en lo que pasó aquel día. Aún así inconscientemente lo tienes en mente; y en segundo lugar, supone ser valiente así que todos los que subimos a ese tren, de una u otra manera, al poner el primer pie estamos vengando a cada una de las víctimas de ese crimen porque todos, absolutamente todos, viajábamos en ese tren destino Alcobendas.