lunes, 29 de marzo de 2010

Verlo con otros ojos

Una cámara oscura, otro mundo a través de un material tan frágil como el vidrio. Ocultos los ojos para la tela, para que todo sea más sombrío y el ambiente sea el ideal. Se puede ver la imagen incrustada en el pequeño aparato y muy próxima a nosotros. A través de la lente, la atraviesan rayos de luz. Pero no es real, es una imagen, una captura de la realidad, encriptada y tomada desde el punto de vista de la cámara.