sábado, 16 de abril de 2011

Te necesitaba

Juntemos otra vez tu juego y mi razón en este sinsentido porque llevo horas de camino, de vuelta a casa. Estas vacaciones nuestros cuerpos no se encontrarán. Cada uno por su lado, seguiremos. No te veré por un rato. Te necesitaba y no pasa nada. Te guardo, espero. No vuelves a llamar si no es para decir que todo está al revés.