domingo, 26 de junio de 2011

Huesos

Es imposible escribir así. Casi no quedan recuerdos, creo que me puse a pintarte la camiseta con tizas de colores antes de quitartela, luego nos quedamos tumbados en el suelo, mirando al techo, sin hacer nada. ¿O era un sueño? Luego tuvimos que irnos (bueno yo) y faltaba el portátil en el equipaje. Todo muy precipitado. Entra.