domingo, 8 de abril de 2012

Fantasmas a la orden del día

No puede ser que me vuelva la inspiración, que me pilles justo ahora temblando. ¿Cuántas formas hay de complicar ésto?