sábado, 30 de junio de 2012

Cuestión de prioridades. Más prioridades.


R: Creo que sería apropiado considerando las prioridades. La prioridad es animar a la persona sobre la que uno está escribiendo a que te diga todo sobre ella y si se ofrece la ocasión de ir hasta un bar y beber un poco de cerveza con ella, una va al bar y bebe cerveza con la persona entrevistada. Si eso significa que uno deba pasarse tres horas escuchando una conversación aburrida, trivial, sin interés real, uno lo hace, es parte de la prueba a la que se ve sometido un escritor que trata de obtener todos los detalles de los hechos.

P:¿De manera que si se le presenta la ocasión va usted a beber un poco de cerveza con el hombre para conseguir más información, no es así?

R: Sí, así es.

P: Y es capaz de pasarse usted tres horas de aburrida charla con la persona en cuestión para sonsacarle más detalles, ¿no es así?

R: Así es. Y si tiene usted que decirle algo en lo que realmente no cree a fin de obtener más información de esa persona, lo hace, ¿no es así?

P: Sí, dentro del contexto, es lo correcto.

P: Embaucar a las personas entrevistadas era una especie de sagrado deber de los autores.
Depende de lo que entienda usted por mentir. Una mentira es, de hecho, una falta de enunciación.

MALCOM, Janet. El asesino y el periodista.