viernes, 11 de enero de 2008

Demasiado extraños

Se encontraron por la calle. Como dos extraños. Habían pasado meses sin decirse una palabra. Nadie sabía la futura reacción del otro, por eso la calle era tan larga. Nunca lo habían pensado antes. Sobre todo para ella todo pasó muy rápido. Fue una mirada, fue una reacción...
Ella iba pensando como siempre en sus cosas, sin poner atención ni siquiera en que pie estaba moviendo en cada segundo. Todo parecía pertenecer a un universo externo a su mente, todo.

De repente se vieron, ella intentó mirar a otro lado, ir hacia otro lado pero su corazón no se movía, todos sus músculos se habían parado, no reaccionaba, intentó huir en vano. Su estrategia era simple, de casi todos sus problemas había salido huyendo, de casi todos. Debía actuar, aunque claro en esos momentos lo menos que podía hacer era pensar.

Esos segundos de tanto comerse la cabeza para nada, transcurrían muy lentamente. Ella tenía dos opciones : cruzar la calle y quedar en ridículo ante él o seguir adelante (por esa calle infernal que estaba llena de recuerdos), dejarlo todo atrás y afrontar la situación.

Eligió, efectivamente eligió, no exactamente rápido porque su cuerpo se había parado para pensar, se había bloqueado, el nerviosismo desde hace bastante era evidente en su rostro. Lo hizo mal, era una mala situación, un mal momento y un mal día en general, tenía que salir de aquella fuera como fuera.

Paso...paso...paso y paso tras paso llegó el momento en el que se cruzaron sus miradas. Sí, llegó. Fue corto, pero no sirvió de alivio pues el transcurso anterior fue demasiado largo.
Ella miró a la ventanilla del coche, comprobó el color de su cara, efectivamente todo aquello había pasado ya.
Había pasado demasiado tiempo. Eran demasiado extraños el uno para el otro.

3 comentarios:

Sourin dijo...

Muchas veces pudiera ocurrir eso mismo que nos describes....en tu blog.......conocemos a alguien... y el nos reconoce a nosotros....pero a pasado tanto tiempo desde que nos vimos.....que ya somos completamente extraños........eso me pasa a mi.....sobretodo.....con antiguos compañeros de clase....

un beso alu

Sourin

Lyra dijo...

no sé cómo puedes escribir tanto de algo así... ¿qué paso en esa calle? vamos alu, sé que él ya no se acuerda del tema. vivís en el mismo barrio, os véis a diario, es normal que os encontréis... no exageres ni te comas la cabeza, que es peor.

respecto a tu comentario, haz el favor de no poner cosas asi y si tienes todo eso que decirme me mandas un mail, como hace todo el mundo, vale? porque a nadie le interesa nuestras vidas respecto al trabajo de griego.

sabes que no puedo quedar, asi que por favor, arreglate para mandarmelo.

Anónimo dijo...

Ola