sábado, 20 de marzo de 2010

Soñar es gratis

Ya lo decía nuestro amigo John, que soñar e imaginar un mundo sin miedos, sin gente que te haga daño y con buenos días ocupando los años que vivimos intensamente, es realmente mágico. Él prefería llamarlo unión pero yo, en cambio, no. Mientas no seamos magos y sigamos ocultando la mano tras tirar la piedra como si fuera uno de los trucos más sencillos habidos y por haber; podremos contribuir a crear una meta para cada día, es decir, un sueño y no parar hasta cumplirlo. En eso se basa todo, en imaginar.


Podremos imaginar que no hay cielo, ni infierno. Que quién es bueno y malo lo decidimos nosotros, sólo nosotros. Creer realmente que imaginar es algo fácil, que luchar es de soñadores y triunfar no es sólo de vencedores. Quizás así podamos ser conscientes de que personas como John Lennon no han vivido en vano y que nosotros no tenemos por qué pasar por la vida como si nada. ¿Te doy un consejo?Haz lo propio: imagina.