jueves, 5 de agosto de 2010

Poesía secreta

Poesía secreta, la que se vislumbra en tus labios, la que amanece cada día de un nuevo calor. ¿Te he hecho yo eso? La que me hace llamarte y enterarme de todo en una entrevista de lo más aburrida, esa soy yo ahora. Y vuelvo a llevarme el trabajo a casa y desde casa me dices que aún no has acabado y me quedo en el aire, esperando la próxima señal que posiblemente sea el detonante de toda iniciativa que pudiera haber existido nunca. Jadeos al principio y al final, que no valieron de nada.

2 comentarios:

***Vanessa*** dijo...

Qué bonito!
Poco cariño y comprensión se respiran en estos pensamientos...
Besos!

Anónimo dijo...

lo que yo queria, gracias