viernes, 20 de mayo de 2011

¿Qué?

Estupefacto. Que tú y yo quedemos ya no es tan histórico. ¿Qué me toques? Eso ya sí. ¡No te alarmes, es pronto! Imagina las turbinas maquinando, tienen un plan.

Espera, que llaman.

1 comentario:

luzdemercurio dijo...

El tacto siempre será ese sentido que nos acerca más al otro, es uno de los que ayudan como ningún otro a esa intimidad que solo es superada, quizá, por el gusto...